Category: social


camilo doncel

Anuncios

UN MINUTO DESPUES DE LA MUERTE

Es una investigacion hecha por Rusty Wright, donde busca encontrar respuestas sobre que pasa despues de la muerte, Podemos saber si hay vida después de la muerte? ¿Qué método usaríamos para averiguarlo? entre otros.

miremos algunos datos de este autor:

 

Rusty Wright, un escritor y orador asociado a Probe Ministries, es un conferencista internacional y galardonado autor, periodista y columnista especializado que ha dado conferencias en seis continentes. Es licenciado en Psicología de Duke University y tiene una Maestría en Teología de Oxford University. Se lo puede contactar en RustyWright@aol.com. Por favor indique a qué artículo se está refiriendo.

¿Qué es Probe?

Probe Ministries es un ministerio sin fines de lucro cuya misión consiste en ayudar a la iglesia a renovar las mentes de los creyentes con una cosmovisión cristiana y equipar a la iglesia a reclutar al mundo para Cristo. Probe cumple su misión a través de nuestras conferencias Mind Games [Juegos para la Mente] para jóvenes y adultos, nuestro programa radial diario de 3 1/2 minutos, y nuestro extenso sitio Web en www.probe.org.Puede obtenerse información adicional sobre los materiales y el ministerio de Probe contactándonos (en inglés, por favor) como dice abajo. Lamentamos que nadie en la oficina de Probe Ministries (Ministerios Probe) en Texas, EE. UU., habla español. El sitio web MinisteriosProbe.org consiste de artículos tradicidos de Probe.org.

acontinuacion su poryecto sobre la muerte:

“Me estaba muriendo. Escuché cuando doctor me declaró muerto. Mientras estaba acostado en la mesa de operaciones del hospital grande, un zumbido fuerte y rudo comenzó a retumbar en mi cabeza. Al mismo tiempo, sentí que me estaba moviendo a lo largo de un túnel largo y oscuro. Entonces, de pronto, ¡me encontré fuera de mi cuerpo físico! Como un espectador, observé los intentos desesperados del doctor por revivir mi cadáver.

“Pronto… me encontré con un “ser” de luz que me mostró una recapitulación instantánea de mi vida y me ayudó a evaluar mis hechos pasados.

“Finalmente entendí que mi tiempo de morir no había llegado aún y que tenía que regresar a mi cuerpo. Me resistí, porque había encontrado que mi experiencia después de la muerte había sido bastante placentera. Pero, sin embargo, de alguna forma me reuní con mi cuerpo físico y viví” Muchas personas han informado de experiencias cercanas a la muerte (ECM). ¿Qué quieren decir? ¿Qué ocurre cuando nos morimos?

Mientras escribía un libro sobre este tema, entrevisté a gente con historias fascinantes. Una mujer en Kansas desarrolló complicaciones luego de una cirugía mayor. Sintió que se levantaba del cuerpo, volando a través del espacio, y oyó voces celestiales antes de volver a su cuerpo.

Un hombre de Arizona, en coma cinco, meses después de un accidente de motocicleta, dijo que había visto a su padre muerto y había hablado con él.

Varias teorías tratan de explicar estas ECM. Las explicaciones fisiológicas sugieren una causa física – tal vez un golpe en la cabeza o falta de oxígeno en el cerebro. Las explicaciones farmacológicas apuntan a las drogas o a la anestesia. Las explicaciones psicológicas proponen causas mentales, tales como mecanismos de defensa o cumplimiento de deseos. Las explicaciones espirituales citan a las ECM como preludios de la vida posterior, ya sea genuinos (si son divinos) o distorsionados (si son demoníacos). Las aplicaciones de estas teorías pueden ser complejas. Durante mis años de estudiante en la Universidad de Duke, el estudiante en la pieza al lado de la mía fue alcanzado por un rayo y murió en forma instantánea. Durante cuatro días nuestro grupo estuvo en un estado de conmoción. La gente estuvo haciéndose preguntas como, “¿Dónde está Mike ahora?”, “¿Hay vida después de la muerte?”, “Si la hay, ¿cómo será?”

¿Vida Después de la Muerte?

¿Podemos saber si hay vida después de la muerte? ¿Qué método usaríamos para averiguarlo?

El método experimental, utilizado para cuestiones científicas, no es adecuado para evaluar ECM. Es imposible en emergencias médicas establecer las condiciones controladas y la repetibilidad requeridas. Los científicos tampoco tienen máquinas que lean la mente para evaluar las experiencias mentales/espirituales. Y encontrar voluntarios para experimentos de ECM sería difícil.

El método de las experiencias tiene distintas opiniones. Las ECM pueden proveer información útil, pero la mente nos puede engañar. Sueños, fantasías, alucinaciones, viajes de drogas, ebriedad, estados de conmoción – todos pueden evocar imágenes mentales que parecen reales pero no lo son.

Algunos sugieren un método espiritual para evaluar estos fenómenos. ¿Y si pudiéramos encontrar una autoridad espiritual, alguien con credenciales confiables, que nos diga la verdad acerca de los temas referidos a la vida después de la muerte?

Después de la muerte de Mike, les expliqué a los hombres en nuestro grupo que una cantidad cada vez mayor de hombres y mujeres instruidos cree que Jesucristo es una autoridad espiritual confiable. Hace un tiempo, yo mismo era escéptico con relación al cristianismo, pero examinando las evidencia de la resurrección de Jesús me convenció que Él podía ser confiado. Encontré que la resurrección de Cristo era uno de los hechos de la historia mejor comprobados. Si Jesús murió y volvió de la muerte, Él podría decirnos con precisión cómo era la muerte y la vida después de la muerte. El hecho que Él había predicho con exactitud Su propia resurrección nos ayuda a creer que Él nos dirá la verdad acerca de la vida después de la muerte. ¿Qué dijeron Jesús y aquellos a quienes Él enseñó acerca de este tema?

¿Cómo es la Vida Después de la Muerte?

1. Jesús indicó que la vida después de la muerte será personal

Nuestras personalidades no serán aniquiladas. No nos fundiremos en el gran océano impersonal de la conciencia cósmica, como algunos proponen. Seguiremos existiendo. No nos volveremos ángeles, como sugieren otros. Los ángeles son “espíritus ministradores” enviados para servir a los creyentes en Cristo. Son seres espirituales ya creados, distintos de los humanos. En el momento en que Jesús murió en la cruz Él exclamó, “Padre, en tus manos encomiendo tu espíritu” (Lucas 23:46).

Antes de esto, un ladrón que colgaba de una cruz al lado de la Suya le dijo, “Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino.” Jesús le contestó, “De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso” (Lucas 23:42-43).

Jesús creyó que Su propio espíritu iba a ir con Dios. Él también creía que el ladrón (aparentemente el alma o el espíritu del ladrón) estaría con Él en el cielo el mismo día. Claramente, Jesús no estaba pensando en la muerte como aniquilación sino como separación del cuerpo físico.

En otra parte, Jesús implicó que nuestras personalidades de alguna forma permanecen intactas después de la muerte. Una vez dijo, “Vendrán muchos… y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos” (Mateo 8:11).

Abraham, Isaac y Jacob – los antepasados de la nación judía – habían muerto siglos antes. Sin embargo, Jesús, hablando de un hecho futuro, los mencionó por nombre. Implicó que sus personalidades se mantendrían.

¿Alguna vez se preguntó si usted podrá ver a sus seres queridos que han partido cuando se muera? Aparentemente, aquellos que participan de la vida eterna podrán reconocerse unos a otros. El Rey David, quien reinó sobre la antigua nación de Israel alrededor del año 1000 a.C., habló de estar con su hijo muerto otra vez.Los discípulos de Jesús tuvieron un vistazo de Moisés y Elías, dos héroes de Israel que habían muerto un tiempo atrás, y los reconocieron.

2. Jesús enseñó que la vida eterna sería relacional

La vida en el cielo estará enfocada en una relación personal con Él y en relaciones significativas entre nosotros. Estas serán las relaciones más cálidas y enriquecedoras que podríamos tener jamás.

Antes de morir, Jesús les prometió a Sus discípulos que un día estarían con Él nuevamente: “Voy… a preparar un lugar para vosotros. Y… vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis” (Juan 14:2-3).

Pablo, un creyente en Jesús del primer siglo, escribió acerca de su “deseo de partir y estar con Cristo” (Filipenses 1:23).

Jesús definió la vida en el cielo cuando dijo, “Esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado” (Juan 17:3). En otras palabras, la vida eterna involucrará llegar a conocer mejor a Dios y el sentido de la vida.

3. La vida eterna será agradable

Pablo también escribió, “Cosas que ojo no vio, ni oído oyó… son las que Dios ha preparado para los que le aman” (1 Corintios 2:9).

Juan, el discípulo de Jesús, escribió, “Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor” (Apocalipsis 21:4). Otro escritor del Nuevo Testamento nos alienta a “[poner] los ojos en Jesús… el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz… y se sentó a la diestra del trono de Dios” (Hebreos 12:2). La vida eterna con Dios será un gozo que desafía una descripción y excede nuestra imaginación.

4. La vida después de la muerte será eterna

No terminará nunca. ¿Alguna vez miró una película que era tan buena que no quería que terminara jamás?

¿Alguna vez saboreó un postre tan dulce que quería que durara y durara? ¿Tuvo alguna vez una relación tan gratificante que deseó que continuara para siempre? La vida eterna será así de buena, ¡y mejor! Nunca terminará. “Dios nos ha dado vida eterna;” escribió Juan, “y esta vida está en su Hijo” (1 Juan 5:11).

Jesús enseñó que la vida eterna involucra todo lo positivo y nada de lo negativo. Dios nos ama y desea lo mejor para nosotros, ahora y por la eternidad.

Qué triste que algunas personas no aprovechan todo lo que Él ha provisto.

No se detenga

El cardiólogo de Chattanooga, Maurice Rawlings, M.D., cuenta de un paciente que tuvo un ataque cardíaco en la oficina del Dr. Rawlings. A lo largo del intento de resucitación, el paciente se desvanecía y volvía en sí. Cada vez que el doctor interrumpía el masaje cardíaco, el paciente parecía que se moría de nuevo.

Cuando el hombre recobró el conocimiento gritó, “¡Estoy en el infierno!” Una mirada de completo terror nublaba su rostro. “¡No se detenga!” rogó. “¿No entiende? Estoy en el infierno. ¡Cada vez que usted se detiene me vuelvo al infierno! ¡No me deje volver al infierno!” El paciente sobrevivió y puso su fe en Cristo para quitar sus pecados y asegurarse un lugar en el cielo.El lugar que la Biblia llama infierno, o hades, es el hogar actual de aquellos que no aceptan el regalo del perdón de Jesús. Es un lugar de tormento constante y consciente. El hades no es la morada final de aquellos que mueren sin una relación personal con Cristo. Juan dice que éstos serán juzgados en el juicio del “gran trono blanco”. Como las obras de ninguna persona son suficientes como para ganarse la vida eterna, aquellos que no tienen el perdón de Cristo serán arrojados en el “lago de fuego”Jesús dijo que “el fuego eterno [ha sido] preparado para el diablo y los ángeles” (Mateo 25:41).

No es un tema agradable. Pero recuerde, Dios no quiere que usted perezca en el infierno. Lo ama a usted y quiere que pase la eternidad con Él. No sin Él. Pablo escribió que Dios nuestro Salvador quiere que todos sean salvos (o sean salvados de las consecuencias del pecado, que es la separación de Dios). Él quiere que nosotros lo conozcamos porque Él es la verdad.Dios envió a Jesucristo, Su Hijo, para pagar el castigo de nuestros pecados (las actitudes y acciones que no alcanzan la perfección de Dios). Jesús literalmente pasó por el infierno por nosotros. Nosotros simplemente necesitamos recibir Su regalo gratuito de perdón – nunca lo podremos ganar – para tener la garantía de la vida eterna. “El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida” (Juan 5:24).

¿Y Qué de Usted?

De acuerdo con las últimas cifras, la tasa de mortalidad en este país sigue siendo del 100 por ciento. Cada día, en este planeta, mueren unas 140.000 personas.

Lo que a la mayoría de nosotros nos interesa no es “¿Qué le pasa a la gente cuando se muere?” sino “¿Qué me pasará a mí cuando me muera?”

Algunos tratan de evitar el tema de la muerte o aislarse de la preocupación a través de la popularidad, las posesiones, las ocupaciones o el poder. Muchos sienten que cualquier creencia que los haga sentir cómodos está bien. ¿Encaja usted en alguna de estas descripciones?

Un club nocturno cerca de Cincinnati estaba repleto una noche. De pronto, un camarero se subió al escenario, interrumpió el programa y anunció que el edificio se estaba prendiendo fuego. Tal vez porque no vieron nada de humo, muchos de los asistentes se quedaron sentados. Tal vez pensaron que era un chiste, parte del espectáculo. Cuando finalmente vieron el humo, era demasiado tarde. Más de 150 personas murieron cuando se quemó ese club nocturno.

Cuando piensa en la muerte, ¿está creyendo lo que usted quiere creer o lo que la evidencia demuestra que es verdadero? Jesús dijo, “Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá” (Juan 11:25)

 

LA MUERTE EXPRESADA EN FRASES


se han recolectado algunas frases que hacen referencia a la muerte, que son expresadas de una forma culta, poetica en donde la muerte es dada de una forma menos desmesurada.
COMPRUEBENLO….

Una burbuja de aire en la sangre, una gota de agua en el cerebro, bastan para que el hombre se desquicie.

He meditado a menudo sobre la muerte, y encuentro que es el menor de todos los males.

La muerte os espera en todas partes; pero, si sois prudentes, en todas partes la esperáis vosotros.

No teme la muerte quien sabe despreciar la vida.

Mal se remedia una muerte con otra, y más cuando las injurias no proceden de malicia.

¿Si no se conoce todavía la vida, como será posible conocer la muerte?

El mundo es una posada, y la muerte el final del viaje.

Temes nombrar la muerte, cual si sólo su nombre fuese cosa de augurio funesto. Sin embargo, mal puede haber augurio funesto en lo que no hace más que expresar un acto de la naturaleza.

La muerte en modo alguno es un mal; no obstante, opinamos todo lo contrario, y esto sí que es un verdadero mal.
Cuida particularmente de la muerte, porque por este medio no tendrás ningún pensamiento bajo ni servil.

Ridículo es buscar la muerte por disgusto de la vida, cuando la vida que se ha llevado obliga a buscar la muerte.

Mientras vivimos, no hay muerte; cuando llega la muerte, ya no vivimos.

La muerte sólo será triste para los que no hayan pensado en ella.

No hay que llorar sino la muerte de las personas felices, o sea de muy pocas personas.

El hombre débil teme la muerte; el desgraciado la llama; el valentón la provoca y el hombre sensato la espera.

La muerte, siendo un hecho universal, es a la vez tan personal, que de ella puede decirse que es el momento en que espiritualmente se condensa la vida humana.

¡Oh ley por todas partes terrible de la muerte, única en no tener excepción.!

La forma más perfecta es la muerte. Cristaliza los elementos que la vida agitó en su remover perpetúo, y modela un semblante plástico.

Si no fueses la muerte, casi no habría poesía en la vida.

Y pues nacidos somos y mortales, ni tiembles de la muerte aborrecida, ni la procures; que en templanzas tales hallarás el descanso de la vida.

Oh muerte, cuán amarga es tu memorial! cuán presto tu vanidad! cuán secretos tus caminos! cuán dudosa tu hora! cuán universal tu señoría!

La muerte sólo se presenta una vez, pero se anuncia en todos los momentos de la vida; es más cruel temerla que sufrirla.

El desprecio de la muerte, he ahí el principio de la fuerza moral.

Ni el sol ni la muerte no se pueden mirar fijamente.

El hombre vulgar teme la muerte, el filósofo debe temerla.

La muerte no es un mal; porque libra al hombre de todos los males, y juntamente con los bienes le quita los deseos.

La muerte no es un castigo. Los animales, que nada han infringido, puesto que nada les ha sido mandado, mueren lo mismo que nosotros.

La muerte es cobarde para los que no la huyen y animosa para los que la temen.

La muerte es la última pena y no debe temerla el varón fuerte.

Es injustificado el temor a la muerte; ésta es el fin de toda angustia, el más tranquilo sueño, el eterno descanso. El que ha gozado debe retirarse de la vida como huésped satisfecho; el que ha sufrido, recibir gustoso a la que viene a cortar el hilo de sus desventuras. Sabemos todos que es indispensable morir, y no debe la hora del morir preocuparnos. Nada hay para nosotros más allá del sepulcro.

¡No existe la muerte! lo que tal parece es una simple transición.

Es propio de un hombre dotado de razón no desearse la muerte temerariamente, ni correr con ímpetu hacia ella, ni despreciarla con orgullo, sino esperarla como una de las consecuencias naturales.

La muerte es un remedio, pero no debemos echar mano de él hasta la última hora.

El fin de nuestra carrera es la muerte; ella es el objeto necesario a que debemos apuntar; si nos asusta, ¿cómo es posible dar un paso adelante sin fiebre?

Es más fácil soportar la muerte sin pensar en ella, que el pensamiento de la muerte sin peligro.

La muerte es un sueño sin sueños.

Muchos no viven sino por miedo a la muerte.

Las penas de la vida ayudan a soportar la idea de la muerte; y la idea de la muerte ayuda a soportar las penas de la vida.

La muerte nos despoja de nuestros bienes, pero nos viste con nuestras obras.

La muerte de los jóvenes es un naufragio, la de los viejos es un arribo a puerto.

Mejor es la muerte que de servir a un indigno la triste suerte.

Conviene vivir considerando que se ha de morir; la muerte siempre es buena; parece mala a veces porque es malo a veces el que muere.

No viviera con esperanza de descansar si no esperara la muerte.

Al llegar la muerte, preséntase siempre como algo nuevo, impensado e incomprensible.

La mejor razón para esperar sin miedo la muerte es pensar que es inevitable.

No es tormento la muerte, sino fin de tormentos.

La muerte es el desate doloroso del nudo formado por la generación con voluptuosidad.

La muerte es para la especie lo que el sueño para el individuo, o lo que el entornar el ojo para el párpado.

La muerte es un sueño eterno, un espanto de ricos, un apartamiento de amigos, un deseo de pobres, un caso inevitable, una peregrinación incierta, un ladrón del hombre, un fin de los que viven y un principio de los que mueren.

Incierto es el lugar en donde la muerte te espera; espérala pues, en todo lugar.

Muy sentida es la muerte cuando el padre queda vivo.

La muerte es un ministro inexorable que no dilata la ejecución

El verdadero amor trae al pensamiento la idea de la muerte desprovista de terrores, como simple término de comparación para valuar el precio a que se pagarían algunas cosas.

La muerte abre la puerta de la fama y cierra detrás la puerta de la envidia.

La muerte no es más que un cambio de misión.

La muerte pertenece a la vida como al nacer. Así el caminar está tanto en levantar el pie como en volverlo a poner en el suelo.

Como un mar, alrededor de la soleada isla de la vida, la muerte canta noche y día su canción sin fin.

Algún día sabremos que la muerte no pueda nunca robarnos nada de lo que nuestra alma ha ganado, porque sus ganancias forman parte de ella misma.

El sello de la muerte da precio a la moneda de la vida y hace posible comprar con ella lo que realmente tiene valor.

La fortuna de los ricos, la gloria de los héroes, la majestad de los reyes, todo acaba en un: “Aquí yace”.

En el camino del cementerio se encontraron dos amigos. Adiós, dijo el vivo al muerto. -Hasta pronto, respondió el muerto al vivo

“algunas de estas frases fueron tamados del popular, de la gente, y otras de internet, donde es fuente principal de comapracion y complemetacion.

CRISTIAN CAMILO DONCEL….

la sociedad de los poetas muertos

La Sociedad de los Poetas Muertos es una película de culto, una de esas que no se pueden dejar de tener en la colección si eres un amante de la literatura, pues la temática est

á basada en la creatividad de la mente humana en el arte de lo que es la expresión, no sólo la escrita como los poemas o novelas, sino en la expresión de la vida , la expresión que todos siguen, pero que a veces se ve condicionada por la propia mala autogestión y el temor a la sociedad, a no seguir la senda de lo que lo que tus ojos quieren mirar ,a caminar por un vía desconocida sin un horizonte entre las cejas, simplemente, a no arriesgarte por miedo.

donacion de organos

La donación de órganos toma órganos y tejidos sanos de una persona para trasplantarlos en otras. Los especialistas dicen que los órganos de una persona donante pueden salvar o ayudar hasta 50 personas. Los órganos que se pueden donar incluyen:

* Órganos internos: riñones, corazón, hígado, páncreas, intestinos, pulmones

* Piel

* Hueso y médula ósea

* Córnea

 

La mayoría de las donaciones de órganos y tejido ocurre cuando el donante fallece. Pero algunos pueden ser donados en vida.

 

Los donantes pueden ser personas de todas las edades y orígenes. Si es menor de 18 años, sus padres o su tutor deben autorizarlo a ser donante. Si es mayor de 18 años, puede indicar que desea ser donante firmando una tarjeta de donantes. También puede comunicarle sus deseos a su familia.

TIPOS DE DONANTES.


La donación de órganos o tejidos puede ser efectuada por un donante vivo o por un donante cadáver.

En el primer caso, con donante vivo, es generalmente realizado entre familiares y con preferencia entre aquellos genéticamente emparentados, se donan tejidos regenerables como medula ósea o sangre o bien órganos como riñón o segmento lateral hepático (órganos no considerados imprescindibles, u órgano doble sin el cual la falta de uno no impide llevar una vida normal).

 

En el caso de trasplante con donante cadáver, debemos señalar que según la actual legislación española, se considera donante a toda persona que no haya manifestado en vida oposición expresa a la donación, por ello se debe valorar a todo cadáver como posible donante de órganos y tejidos. La muerte puede sobrevenir por Parada Cardio Respiratoria (P.C.R.) definida como el cese irrecuperable de todas las funciones cardio-respiratorias del individuo o bien por la Muerte Cerebral definida como el cese irreversible de todas las funciones del tronco y hemisferios cerebrales, la interrupción de dichas funciones conlleva una perdida absoluta de la capacidad respiratoria y cardiocirculatoria, que son mantenidas de una forma automática y artificial.

Ya que la viabilidad futura de los órganos y tejidos va a depender en gran medida de la capacidad de los mismos para soportar la isquemia sin daño tisular, tendremos que valorar la donación según este parámetro. Por tanto, según la situación en la que se produzca la muerte, consideraremos la donación de los diferentes órganos y tejidos, podemos realizar así la siguiente clasificación:

·        Donante en Muerte Cerebral, podrá donar los siguientes órganos: riñones, corazón, pulmones y páncreas y los siguientes tejidos: corneas, piel, huesos, ligamentos y tendones, válvulas cardiacas y tímpano.

·        Donantes fallecidos en Parada Cardio Respiratoria, deberán ser valorados como donantes de tejidos, en caso de que se encuentren en isquemia caliente (fallecimiento muy reciente) deberá ser valorados como donantes renales.

 

Como objetivo del mantenimiento del donante, deberemos conservar los sistemas generales del organismo y conservar las funciones especificas de los órganos trasplantables. Como la muerte cerebral se sigue inevitablemente de la muerte del resto del organismo, en un corto plazo de tiempo, en el transcurso del cual se van deteriorando progresivamente todos los órganos salvo que se inicien medidas de mantenimiento y preservación de los mismos inmediatas al diagnostico de muerte cerebral, deberemos llevar un minucioso seguimiento de las constantes vitales para evitar las complicaciones propias de la muerte cerebral, como son: perdida de la respiración espontánea, perdida del control hemodinámico, alteraciones en la temperatura corporal, trastornos hidroelectrolíticos y de la coagulación, que podrían llevar al traste la posibilidad y viabilidad de la donación.

VALORACIÓN CLÍNICA DEL DONANTE DE ÓRGANOS Y CONTRAINDICACIONES PARA LA DONACIÓN.

Se debe establecer de forma clara y precisa la causa de la muerte, realizar una revisión completa de la historia clínica y valorar las contraindicaciones absolutas y relativas, realizar y mantener una perfusión y una oxigenación tisular adecuada y llevar a cabo las determinaciones analíticas y pruebas complementarias pre-extracción.

Aunque para cada órgano a trasplantar podríamos hablar de unas contraindicaciones especificas, como por ejemplo para el donante de corazón no ser mayor de 45 años, podemos generalizar y hacer una relación de las contraindicaciones absolutas y contraindicaciones relativas para la donación. Así pues, entre las contraindicaciones absolutas para la donación podemos citar:

·        Infección generalizada.

·        HIV o pertenencia a un grupo de alto riesgo.

·        Neoplasias malignas de cualquier localización.

·        Enfermedad vascular arteriosclerótica generalizada.

·        Enfermedades sistémicas con repercusión sobre los órganos a trasplantar.

Entre las contraindicaciones relativas a tener en cuenta podemos señalar:

·        Edad superior a 70 años.

 

·        Hipertensión arterial.

 

·        Diabetes mellitus.

 

·        Tratamientos de larga evolución con fármacos que lesionen algún órgano concreto.

Previo a la donación se debe realizar en diagnóstico de muerte encefálica, para ello se deben cumplir los siguientes catorce requisitos:

1.     Pupilas medias o dilatadas.

2.     Ausencia de reflejo fotomotor.

3.     Ausencia de movimientos oculares.

4.     Ausencia de parpadeo espontáneo.

5.     Ausencia de reflejo corneal.

6.     Ausencia de movimientos faciales.

7.     Ausencia de movimientos musculares espontáneos.

8.     Ausencia de reflejos oculovestibulares.

9.     Ausencia de reflejos oculocefálicos.

10. Ausencia de reflejo nauseoso.

11. Ausencia de reflejo tusígeno.

12. Ausencia de respuesta a la atropina.

13. Ausencia de respiración espontánea.

14. Pueden existir reflejos espinales.

–          Paginas para saber un poco más de la donación de órganos en Colombia

http://www.ins.gov.co/

–          http://perso.wanadoo.es/aniorte_nic/trabaj_donac_organ.htm

–          http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/organdonation.html

El personal que se han cuidado de la persona que ha muerto sabrá qué hacer y le ofrecerá un apoyo emocional y práctico después de la muerte.
lo primero que pasa
La persona que ha muerto, tendrá que ser formalmente identificados por la persona designada por ellos como los familiares. Los familiares también tenga que dar permiso para un examen post-mortem del hospital si la causa de la muerte tiene que ser confirmado, sin embargo, el examen de un médico forense de la autopsia puede llevarse a cabo sin su consentimiento.
El cuerpo será expuesto y se mantienen en la morgue del hospital hasta que los arreglos para los directores fúnebres, la familia o de quien ha elegido a recogerlo.cuerpo a su capilla de descanso hasta que el funeral tenga lugar.
Personal en el hospital o la atención a garantizar la seguridad del posesiones que la persona que ha muerto había en el hospital hasta que la persona que administre los bienes arregla para que sean recogidos.  Van a emitir un recibo cuando las posesiones se recogen.
EL CERTIFICADO MÉDICO
Un médico del hospital le dará un certificado médico que demuestre que la causa de la muerte.  Esto tiene que ser presentada antes de la muerte puede ser registrada.  Ellos le darán el certificado médico en un sobre cerrado dirigido al Secretario de nacimientos, defunciones y matrimonios.  También recibirán información sobre cómo registrar la muerte.
Si el cuerpo ha de ser incinerados, dos médicos firmará el certificado médico que demuestre que el cuerpo ha sido examinado. Habrá un cargo por este.
DONACIÓN DE ÓRGANOS Y EL CUERPO
Si usted sabe que la persona que ha fallecido quería donar órganos o su cuerpo a la ciencia médica, es mejor decirle a un hospital o el personal de atención domiciliaria con prontitud.Cada hospital y de atención domiciliaria tendrán sus propias políticas para hacer frente a esto.
El personal del hospital pueden acercarse a usted si se sienten otras personas podrían ser ayudadas a través de la donación de órganos. Los órganos no se toman sin su permiso.
Si el difunto quería que su cuerpo sea donado a la ciencia médica, en contacto con el tejido humano Autoridad (HTA). No todos los cuerpos serán aceptadas – por ejemplo, si ha habido un examen post-mortem o si los órganos se han eliminado.
Usted debe registrarse la muerte de la persona en una oficina de registro local dentro de cinco días.  Una cita es generalmente necesario. Después de registrarse la muerte se le dará un certificado de defunción, lo que significa que puede seguir adelante con el funeral.
It’s also advisable to: También es aconsejable:
  • asegurarse de que todos que necesita saber es contada
  • tratar de averiguar si una se ha hecho
  • los arreglos para ver el fallecido el abogado  leer la voluntad tan pronto como sea posible
  • empezar a hacer los arreglos para el funeral
http://translate.google.com.co/translate?hl=es&langpair=en%7Ces&u=http://www.direct.gov.uk/en/Governmentcitizensandrights/Death/WhatToDoAfterADeath/DG_10036396

social…

en la actualidad como desde el principio de los tiempos el hombre a pasado por el margo sabor de la muerte…

se puede llegar a decir que la muerte es un  proceso tan relevante en la vida de los seres humanos, sobre el que cada cultura tiene múltiples significaciones que determinan la forma en que cada lugar y grupo humano la afrontan y asimilan; es un evento Universal sobre el que mucho se escribe y se ha escrito en la historia.