La muerte es y seguirá siendo uno de los grandes enigmas, sobre ella hay mucho  de que hablar y ver, pero aun asi  como lo declaro Iribarren (1965) los únicos capacitados para hablar de la muerte son los muertos, pero estos no pueden hablar así que queda en los vivos la pretensión imposible de develar este enigma.

Es claro que la muerte hace parte de la vida y cada día que transcurre nos acerca a ese estado tan temido, ya que tan solo la idea de abandonar esta vida y enfrentarse a lo desconocido produce en muchos la angustia de lo inevitable.

A través de la historia las diferentes culturas han demostrado concepciones variadas sobre el tema, ejemplo de esto son las momias del antiguo Egipto y las majestuosas tumbas con grandes riquezas que eran preparadas especialmente  para un largo viaje hacia la eternidad, ellos estaban muy preocupados pues entendían la muerte como el momento de comparecer ante osiris dios que preside en el tribunal de justicia de los difuntos.

Los chinos profesaban un gran respeto por sus antepasados, se les rendía culto por medio de altares encomendando a ellos la protección de los miembros de la familia; en  la mitología griega se creía en un inframundo gobernado por hades.

Por otro lado  la cultura india planteaba la transmigración del alma de un cuerpo a otro, la muerte es mas bien un ciclo de una vida a otra, si la persona fue buena podría disfrutar de una vida cómoda y feliz muy contrario si esta fue mala existía la posibilidad de llegar a ser hasta un animal.

En la áfrica negra Para los dogon (Mali) el culto de los antepasados asegura la continuidad del hilo social, es decir, descendencias que se siguen a través de las generaciones y que aseguran la continuidad del grupo  social. (Akoun, 1981).

Para el cristianismo la muerte es el paso hacia el cielo o al infierno lugar preparado para satanás y los demonios, pero el hombre por culpa de su pecado y negación de la redención por medio de Jesucristo el hijo de Dios también halla lugar en el, el infierno es un lugar de dolor como se declara en un capitulo de la biblia,  mateo 13:42, Jesús dice:y los echaran en el horno de fuego, allá sera el lloro y el crujir de dientes”.

Es indudable la atracción que genera el tema y las  manifestación que este suscita en los diferentes ámbitos de la vida del hombre, manifestaciones como el arte, el cine, la escritura, entre otras tantas y ademas los testimonios alrededor del mundo donde hombres y mujeres aseguran haber hecho viajes al mas allá.

Nada es seguro lo único que sabemos es que a ala muerte vamos todos  ricos o pobres, blancos o negros,  la muerta no hace distinciones al final de cuentas todos somos simples mortales.