Latest Entries »

LA MUERTE EXPRESADA EN FRASES


se han recolectado algunas frases que hacen referencia a la muerte, que son expresadas de una forma culta, poetica en donde la muerte es dada de una forma menos desmesurada.
COMPRUEBENLO….

Una burbuja de aire en la sangre, una gota de agua en el cerebro, bastan para que el hombre se desquicie.

He meditado a menudo sobre la muerte, y encuentro que es el menor de todos los males.

La muerte os espera en todas partes; pero, si sois prudentes, en todas partes la esperáis vosotros.

No teme la muerte quien sabe despreciar la vida.

Mal se remedia una muerte con otra, y más cuando las injurias no proceden de malicia.

¿Si no se conoce todavía la vida, como será posible conocer la muerte?

El mundo es una posada, y la muerte el final del viaje.

Temes nombrar la muerte, cual si sólo su nombre fuese cosa de augurio funesto. Sin embargo, mal puede haber augurio funesto en lo que no hace más que expresar un acto de la naturaleza.

La muerte en modo alguno es un mal; no obstante, opinamos todo lo contrario, y esto sí que es un verdadero mal.
Cuida particularmente de la muerte, porque por este medio no tendrás ningún pensamiento bajo ni servil.

Ridículo es buscar la muerte por disgusto de la vida, cuando la vida que se ha llevado obliga a buscar la muerte.

Mientras vivimos, no hay muerte; cuando llega la muerte, ya no vivimos.

La muerte sólo será triste para los que no hayan pensado en ella.

No hay que llorar sino la muerte de las personas felices, o sea de muy pocas personas.

El hombre débil teme la muerte; el desgraciado la llama; el valentón la provoca y el hombre sensato la espera.

La muerte, siendo un hecho universal, es a la vez tan personal, que de ella puede decirse que es el momento en que espiritualmente se condensa la vida humana.

¡Oh ley por todas partes terrible de la muerte, única en no tener excepción.!

La forma más perfecta es la muerte. Cristaliza los elementos que la vida agitó en su remover perpetúo, y modela un semblante plástico.

Si no fueses la muerte, casi no habría poesía en la vida.

Y pues nacidos somos y mortales, ni tiembles de la muerte aborrecida, ni la procures; que en templanzas tales hallarás el descanso de la vida.

Oh muerte, cuán amarga es tu memorial! cuán presto tu vanidad! cuán secretos tus caminos! cuán dudosa tu hora! cuán universal tu señoría!

La muerte sólo se presenta una vez, pero se anuncia en todos los momentos de la vida; es más cruel temerla que sufrirla.

El desprecio de la muerte, he ahí el principio de la fuerza moral.

Ni el sol ni la muerte no se pueden mirar fijamente.

El hombre vulgar teme la muerte, el filósofo debe temerla.

La muerte no es un mal; porque libra al hombre de todos los males, y juntamente con los bienes le quita los deseos.

La muerte no es un castigo. Los animales, que nada han infringido, puesto que nada les ha sido mandado, mueren lo mismo que nosotros.

La muerte es cobarde para los que no la huyen y animosa para los que la temen.

La muerte es la última pena y no debe temerla el varón fuerte.

Es injustificado el temor a la muerte; ésta es el fin de toda angustia, el más tranquilo sueño, el eterno descanso. El que ha gozado debe retirarse de la vida como huésped satisfecho; el que ha sufrido, recibir gustoso a la que viene a cortar el hilo de sus desventuras. Sabemos todos que es indispensable morir, y no debe la hora del morir preocuparnos. Nada hay para nosotros más allá del sepulcro.

¡No existe la muerte! lo que tal parece es una simple transición.

Es propio de un hombre dotado de razón no desearse la muerte temerariamente, ni correr con ímpetu hacia ella, ni despreciarla con orgullo, sino esperarla como una de las consecuencias naturales.

La muerte es un remedio, pero no debemos echar mano de él hasta la última hora.

El fin de nuestra carrera es la muerte; ella es el objeto necesario a que debemos apuntar; si nos asusta, ¿cómo es posible dar un paso adelante sin fiebre?

Es más fácil soportar la muerte sin pensar en ella, que el pensamiento de la muerte sin peligro.

La muerte es un sueño sin sueños.

Muchos no viven sino por miedo a la muerte.

Las penas de la vida ayudan a soportar la idea de la muerte; y la idea de la muerte ayuda a soportar las penas de la vida.

La muerte nos despoja de nuestros bienes, pero nos viste con nuestras obras.

La muerte de los jóvenes es un naufragio, la de los viejos es un arribo a puerto.

Mejor es la muerte que de servir a un indigno la triste suerte.

Conviene vivir considerando que se ha de morir; la muerte siempre es buena; parece mala a veces porque es malo a veces el que muere.

No viviera con esperanza de descansar si no esperara la muerte.

Al llegar la muerte, preséntase siempre como algo nuevo, impensado e incomprensible.

La mejor razón para esperar sin miedo la muerte es pensar que es inevitable.

No es tormento la muerte, sino fin de tormentos.

La muerte es el desate doloroso del nudo formado por la generación con voluptuosidad.

La muerte es para la especie lo que el sueño para el individuo, o lo que el entornar el ojo para el párpado.

La muerte es un sueño eterno, un espanto de ricos, un apartamiento de amigos, un deseo de pobres, un caso inevitable, una peregrinación incierta, un ladrón del hombre, un fin de los que viven y un principio de los que mueren.

Incierto es el lugar en donde la muerte te espera; espérala pues, en todo lugar.

Muy sentida es la muerte cuando el padre queda vivo.

La muerte es un ministro inexorable que no dilata la ejecución

El verdadero amor trae al pensamiento la idea de la muerte desprovista de terrores, como simple término de comparación para valuar el precio a que se pagarían algunas cosas.

La muerte abre la puerta de la fama y cierra detrás la puerta de la envidia.

La muerte no es más que un cambio de misión.

La muerte pertenece a la vida como al nacer. Así el caminar está tanto en levantar el pie como en volverlo a poner en el suelo.

Como un mar, alrededor de la soleada isla de la vida, la muerte canta noche y día su canción sin fin.

Algún día sabremos que la muerte no pueda nunca robarnos nada de lo que nuestra alma ha ganado, porque sus ganancias forman parte de ella misma.

El sello de la muerte da precio a la moneda de la vida y hace posible comprar con ella lo que realmente tiene valor.

La fortuna de los ricos, la gloria de los héroes, la majestad de los reyes, todo acaba en un: “Aquí yace”.

En el camino del cementerio se encontraron dos amigos. Adiós, dijo el vivo al muerto. -Hasta pronto, respondió el muerto al vivo

“algunas de estas frases fueron tamados del popular, de la gente, y otras de internet, donde es fuente principal de comapracion y complemetacion.

CRISTIAN CAMILO DONCEL….

islanismo y la muerte

religión monoteísta abrahámica cuyo dogma se basa en el libro del Corán, el cual establece como premisa fundamental para sus creyentes que «No hay más Dios que Alá y que Mahoma es el mensajero de Alá». La palabra árabe Allah, castellanizada como Alá, significa ‘Dios’ y su etimología es la misma de la palabra semítica El, con la que se nombra a Dios en la Biblia. Los eruditos islámicos definen al islam como: «La sumisión a Dios el Altísimo a través del monoteísmo, la obediencia y el abandono de la idolatría». El libro sagrado del islam es el Corán, dictado por Alá a Mahoma a través de Yibril (el arcángel Gabriel). Los seguidores del islam se denominan musulmanes (del árabe muslim مسلم, ‘que se somete’). Atestiguan que Mahoma es el último de los profetas enviados por Dios y sello de la Profecía.
Se aceptan como profetas principalmente (pero no limitándose) a Adán, Noé, Abraham, Moisés, Salomón y Jesús. Además del Corán, los musulmanes de tradición sunita siguen asimismo los hadices y la sunna del profeta Mahoma, que conforman el Registro histórico de las acciones y las enseñanzas del Profeta. Se aceptan también como libros sagrados la Torá (el Antiguo Testamento de los cristianos), los Libros de Salomón y los Evangelios (el Nuevo Testamento).
Dios: Es todo Majestad, está fuera del mundo. El verdadero premio del cielo no será otro que ver realmente a Dios tal cual es.
Muerte: Estado de completa inconsciencia, un sueño.
Juicio: El puente Sirat se extiende sobre el infierno y conduce al paraíso. El juicio se efectúa durante su paso y dependiendo de los actos buenos o malos será el destino del alma. Después de este breve juicio el alma queda esperando el Juicio Final
Más allá: Infierno y cielo son descritos muy vividamente. Son la maximización de los bienes y males terrenales.

“La vida es la novia de la muerte”. Proverbio hindú

‘que es el hinduismo?

El hinduismo es una tradición religiosa de la India. En sánscrito se conoce como sanātana dharma (‘religión eterna’) o vaidika dharma (‘deber védico’).

Tipo politeísmo (aunque algunas corrientes son monoteístas, donde cada dios es un aspecto de un único Dios)

Nombre y número de seguidores Hindúes o hinduistas, unos 800 millones

Texto sagrado Bhagavad guitá, Puranás, Majábharata

Lengua litúrgica sánscrito

Ramas Gran cantidad de subdivisiones, por ejemplo vishnuismo,shivaísmo, shaktismo, lingayat, etc.

Organización internacional Federación Mundial Hindú.

Símbolo La sílaba Om Comunidades Áshrams. Clero Gurús, swamis, etc..

Religiones relacionadas budismo, sijismo, yainismo

Brahma :

En el marco del hinduismo, Brahmā (literalmente ‘evolución’ o ‘desarrollo’ en idioma sánscrito) es el dios creador del universo y miembro de la Tri-murti (‘tres formas’), la tríada conformada por Brahmā (dios creador), Vishnú (dios preservador) y Shivá (dios destructor).

Según un mito poco difundido, los tres dioses surgieron del huevo cósmico puesto por la diosa Ammavaru).

Según otro mito más moderno, de origen vaisnava (de los seguidores de Vishnú), Brahmā surgió de una flor de loto que flotaba en el océano del ombligo de Vishnú durmiente (que genera la existencia del universo en sus sueños). Aunque quizás el mito primero es aquel que supone a Brahmā como el primer ser creado por el Brahman, e incluso como la primera personificación del absoluto Brahman, mediante la cual el Brahman crea todo.

Brahmā es el esposo de Sáraswati (la diosa del conocimiento) y de Savitrī (la hija del dios de Sol, Vivasuán o Savitrá), también llamada Gaiatrí (‘la cantada’; uno de los mantras más importantes del hinduismo). Sin embargo, siendo el Creador, todos sus hijos son mana-putra o hijos de la mente, indicando su nacimiento de la mente de Brahmá y no de su cuerpo.

Brahmā sólo interfiere ocasionalmente en los asuntos de los dioses, y aún más raramente en los de los mortales. Él obligó a Soma (el dios de la Luna) a devolver a Tārā a su marido Brijáspati (el gurú de los semidioses). Es considerado el padre de Dharma (el dios de la religión) y de Atri. Brahmā vive en Brahmapura, una ciudad situada en la cima del mitológico monte Meru (situado en medio del universo).

Tal como se ha dicho Brahmā es un agente del Brahman (el Ser supremo o Ser absoluto del hinduismo). Nunca se volvió objeto de adoración: en India sólo hay dos templos dedicados a él.

La reencarnación

es la creencia consistente en que una esencia individual de las personas (mente, alma, consciencia, energía) vive en un cuerpo material en la Tierra no sólo una vez sino varias.

Esta creencia aglutina de manera popular diversos términos:

  • Metempsicosis, que viene del término griego meta (después, sucesivo) y psyche (espíritu, alma).
  • Transmigración (migrar a través).
  • Reencarnación (volver a encarnar).
  • Renacimiento (volver a nacer).
  • Recorporación (volver a corporificarse, volver a un cuerpo).

Todos estos términos aluden a la existencia de un alma o espíritu que viaja o aparece por distintos cuerpos, generalmente a fin de aprender en diversas vidas las lecciones que proporciona la tierra, hasta alcanzar una forma de liberación o de unión con un estado de conciencia más alto.

El mismo fenómeno pero sin la creencia en un alma o espíritu:

  • Metensomatosis: viene de meta (después, sucesivo) y soma (cuerpo).
  • Palingenesia o palingénesis: procede de palin (de nuevo) y genesis (nacer/principio).

La creencia en la reencarnación ha estado presente en toda la humanidad desde la antigüedad, en las religiones egipcia, griega, hindú, budista y romana. Está presente en la mayoría de religiones orientales, como hinduismo, budismo y taoísmo, y también en las religiones no “adulteradas” africanas y tribales de América y Oceanía. En la historia de la humanidad, la creencia de que una persona fallecida volverá a vivir o aparecer con otro cuerpo (con una personalidad generalmente más evolucionada) ha sobrevivido incluso dentro de las religiones judeocristianas (cristianismo, judaísmo e islam). Son prácticamente las únicas que no la contemplan, pero han permanecido bajo la forma de diversas herejías y posturas no oficiales.

la muerte en el hinduismo

El hinduismo, religión que siguen unos 750 millones de personas en todo el mundo, sostiene que existe vida después de la muerte, pero no como la ven los cristianos y musulmanes, en un paraíso no terrenal.

Los hinduistas creen en la reencarnación: después de la muerte, el alma renace en este mundo, aunque no necesariamente en un cuerpo humano. Es el karma resultante de acciones pasadas el que determina el tipo de renacimiento.

La meta final de la vida, sin embargo, es la liberación del ciclo de vidas en este mundo material y la entrada en el Nirvana o paraíso. Los hinduistas creen que pueden salvarse de tres maneras: cumpliendo con los deberes propios y familiares, lograr un estado de conciencia (mediante la meditación) en el que nos demos cuenta de la identidad con Brahma y, por último, obtener la ayuda de un dios.

–          http://www.plusesmas.com/muerte/la_sociedad_y_la_muerte/la_muerte_en_las_distintas_religiones/608.html

– http://es.wikipedia.org/wiki/Brahm%C4%81

http://es.wikipedia.org/wiki/Reencarnaci%C3%B3n

esta religion monoteista  de orígenes semíticos que se basa en el reconocimiento de Jesús de Nazaret como su fundador y figura central. Sus seguidores creen que Jesús es el hijo de Dios, así como el Mesías (o Cristo) profetizado en el Antiguo Testamento, que murió para la redención de los pecados del género humano, y que resucitó después de su muerte.

Dentro de sus textos y escritos sagrados, comparte con el judaísmo el Tanaj, el cual constituye, junto con la Biblia Septuaginta (más antigua que el Tanaj en su forma actual), la base y la fuente para el Antiguo Testamento de las diferentes Biblias. Por este motivo es considerada una religión abrahámica junto con el Judaísmo y con el Islam.

Aunque existen enormes diferencias en las creencias entre unos cristianos y otros, la mayoría de las cuales basadas en diferentes interpretaciones de los mensajes bíblicos, aun así es posible plantear afirmaciones generales que describen las doctrinas de una gran mayoría, entre las que destacan: la pasión, muerte y resurrección de Cristo,

  • Jesucristo es el Mesías (o Cristo) descrito en el Antiguo Testamento y Nuevo Testamento. Las corrientes principales del cristianismo aseguran que es completamente Dios (o divino) y completamente humano.
  • La Trinidad, esto es, que Dios es un ser único y eterno que existe como tres personas eternas, distintas e indivisibles: Padre, Hijo (Logos divino, encarnado en la persona de Jesucristo), y el Espíritu Santo.
  • La salvación, mediante conversión,perdón de los pecados, y la victoria sobre todas las consecuencias del pecado. Esta salvación es otorgada por la gracia de Dios y fue conseguida por Jesucristo en su crucifixión y su posterior resurrección, mediante la cual se obtiene la vida eterna. La rama teológica que estudia el como sucede esto se denomina soteriología.
  • La ascensión de Jesucristo al cielo, la instauración del Reino de Dios o del señorío de Jesucristo y su Segunda Venida.
  • La “Resurrección General”, en la cual las personas que han muerto junto con los que se encontraren vivos para ese momento se levantarán de la muerte al final del tiempo, para ser juzgadas por Jesucristo

la muerte significa par ellos

 

Las visiones de los cristianos de la vida después de la muerte generalmente involucran el Cielo (también llamado Paraíso) y el Infierno. El catolicismo, desde los primeros siglos cree en un lugar intermedio llamado Purgatorio. A excepción de este último (cuyos habitantes entrarán finalmente al Cielo, después de una “purificación”), la permanencia en estas regiones es usualmente asumida como eterna. Hay, sin embargo, algunos debates en este último punto, por ejemplo entre los ortodoxos.

Muchos cristianos interpretan la “salvación” como la posibilidad de entrar al Cielo como don de Dios (y escapar del Infierno) después de la muerte. La pregunta de “quién es salvo” ha sido considerada como un misterio por muchos teólogos, aunque los protestantes lo consideran como un tema de aceptación de Jesús como único Señor y Salvador, rasgo que es sólo la expresión de un hecho consumado para los predestinacionistas, como los calvinistas. La creencia de que todos serán o pueden ser salvos se conoce como universalismo que deriva de la idea de Apocatástasis aceptada entre otros por los ortodoxos griegos.

Generalmente no está claro cómo la vida después de la muerte se ajusta con la doctrina de la Resurrección General, en cuestiones como, por ejemplo, si la vida eterna comienza inmediatamente después de la muerte, o al final del tiempo; y si esta vida después de la muerte involucrará la resurrección de un cuerpo físico o en una forma espiritual glorificada. La mayoría de los cristianos aseguran que un alma sin conciencia sobrevive a la muerte física del cuerpo, aunque otros, rechazan esto diciendo que solamente los buenos serán físicamente “resucitados”, mientras que los otros permanecerán en la tumba.

En cambio, algunos grupos, como los Adventistas del Séptimo Día, y los denominados Testigos de Jehová, aseguran que los muertos están inconscientes e impotentes en sus sepulcros, que no existe nada que sobreviva a la muerte del cuerpo físico, y que en la resurrección Dios devolverá la vida a quienes Él tenga en su memoria, tanto personas justas como injustas. Por lo tanto, lo que creen los Testigos es que la resurrección significará una reconstrucción completa de los seres humanos fallecidos que están durmiendo en el sueño de la muerte.

Algunas denominaciones cristianas, tratadas como apóstatas por las más numerosas o representativas corrientes existentes dentro del cristianismo, han promovido la creencia en la reencarnación (principalmente el Nuevo Pensamiento e iglesias de la Nueva Era) o espíritus (muchas iglesias espiritistas se identifican a sí mismas como cristianas). Estos grupos normalmente aseguran que tales doctrinas se pueden encontrar en la Biblia o en la tradición cristiana primitiva.

fuente//www.wikipedia.org

Tradiciones religiosas

La segunda pregunta en surgir de la muerte humana y tal vez la más interesante es: ¿Qué ocurre a los seres humanos tras la muerte? Realmente, lo que se preguntan es qué ocurre con las facultades mentales de la persona que ha fallecido. Unos creen que se conservan gracias al espíritu que impelía a su mente, elevando su estado de conciencia a realidades aun mayores, otros creen en la migración del alma de un ser humano tras su muerte a un plano físicamente inalcanzable. La religión cristiana considera la muerte como el fin de la permanencia física del ser humano en su estado carnal, el espíritu abandona el cuerpo físico que se deteriora y que es incapaz de sostenerse bajo las leyes de este universo finito, e inmediatamente vuelve a Dios (Eclesiastes 12:7). El alma, dependiendo de si conoció y reconoció a Jesucristo como su Dios y salvador (Romanos 10:9) se va a un lugar de reposo a la espera de la segunda venida de Jesucristo (1 Tesalonicenses 4:16) en ese lugar de reposo su relación con el Ser Supremo sería directa (el Paraíso), y el otro, el de los espíritus encarcelados quienes no reconocieron a Jesús como su Señor y Salvador deberán presentarse en el Juicio Final.El Paraíso es un mundo dinámico donde se realiza una interacción con la obra de Dios y con las personas en la tierra mediante ministerio de ángeles. Según esta religión la obra de Dios se resume en las siguientes frases: -“Esta es mi Obra y mi Gloria, llevar a cabo la inmortalidad y la vida eterna del hombre”-

Según la religión cristiana de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, (Mormona), el espíritu que abandona el cuerpo es semejante en apariencia al que deja en estado carnal, pero en su forma más joven. Los conocimientos adquiridos, la apariencia física se conservan pero en un estado de perfección intangible para este mundo y más puro.

Para los Testigos de Jehová, la gran mayoría de los muertos se encuentran en un estado de inconsciencia absoluto y que incluso, ni el Rey David ascendió a los cielos(Eclesiastés 9:5,6,10; Hechos 2:34). Creen que cuando la “nueva tierra” (nuevo sistema, 2 Pedro 3:13) se encuentre establecida bajo el reinado milenario de Cristo, la resurrección -tanto de Justos como de Injustos- se llevará a cabo en todo el globo, y es allí donde serán juzgados según sus obras realizadas durante el milenio, los que obren mal a la muerte eterna (Muerte sin esperanza de resurrección) y los que obren bien a la vida eterna en un paraíso terrenal (Juan 5:28,29; Apoc. 20:11-15; Hechos 24:15).Creen también en otra categoría minoritaria de cristianos que abrigan otra esperanza. Estos son los 144.000 “ungidos por espíritu santo” que, según ellos, al fallecer van al cielo para ser reyes y sacerdotes y gobernar con Cristo “Sobre la Tierra” en el reinado Milenario. Según los Testigos Cristianos de Jehová, la recolección de estos “Ungidos” que tienen esperanza celestial comenzó con los apóstoles de Cristo, cuando Jesús les ofreció moradas en el Cielo, oferta que continua hasta el día de hoy, pero solo con algunos pocos (Apoc. 5:9,10; 7:4; 14:1-3).Asegurando que “la muerte será reducida a nada”.

Muchos antropólogos creen que los entierros dedicados de los Neandertales son evidencia de su creencia en la vida después de la muerte.

http://es.wikipedia.org/wiki/Muerte

RITOS FUNEBRES EN GRECIA

En la antigua grecia se practicaban ciertos ritos en los cuales se destacan dos tipos, estos se basaban en el modo en que morian las personas. 

En primer lugar se ubican las personas que mueren de forma natural y luego las personas que morían  de muerte violenta—el criminal, el traidor—, cuyos cadáveres quedaban expuestos a las aves y a las bestias, andaban errantes y eran como sombras maléficas del hogar.

Cuando los seres morían normalmente entre los suyos, recibiendo los honores fúnebres debidos, llegaban a ser protectores de los parientes y amigos que dejaron en la Tierra. Estos acudían a ellos en demanda de socorro y protección. Platón respetó esta creencia de los demonios protectores y aseguró «que, indudablemente, las almas de los muertos tomaban alguna parte en los asuntos humanos».

El culto de los muertos, observado sólo en los aniversarios, era la parte externa de la religión doméstica; el culto del hogar fue la parte íntima, y se practicaba a todas las horas del día.

En el hogar de cada casa, de día y de noche, debía brillar una chispa de aquel fuego divino, que, para los hombres, robó de los cielos Prometeo. Esa llamita perenne y hogareña aludía a Hestia, la diosa virgen y hermana mayor de Zeus. Y confundiéndose la imagen con el ser representado, esa llamita era la misma Hestia, protectora de la familia, ante la que no podían pronunciarse palabras que ella no pudiese escuchar ni hacer algo que ella no pudiera ver.

El supremo sacerdote del culto doméstico era el padre de familia; él ofrecía a la diosa las primicias de las viandas y de las libaciones; él le ofrecía, al quinto día del nacimiento, cada uno de sus hijos, llevando a la criatura en brazos, perdiendo el padre, desde este momento, el derecho a abandonar a su hijo; él cuidaba de la perennidad de la llamita.

La religión doméstica tuvo la aprobación del Estado, siendo una de las condiciones indispensables de la ciudadanía. El individuo que carecía de hogar no podía desempeñar cargos públicos. Y como la ciudad no era sino el conjunto de familias, la ciudad tuvo igualmente su culto hogareño, y toda la liga un hogar central: el de Delfos o el de Olimpia servían para toda la Grecia.

El culto hogareño aún tenía un derecho mayor: el altar de Vesta era un asilo inviolable. El vencido, el desengañado, se retiraba a dicho altar, adonde no le llegarían ni la espada del vencedor ni la brutalidad del realismo triunfante. «Tus armas—apostrofa Hécuba a Príamo- no te defenderán; pero ese altar nos protegerá a todos.» El hogar y la tumba fueron los dos ejes alrededor ele los cuales permaneció y giró la religión doméstica de los griegos.

la sociedad de los poetas muertos

La Sociedad de los Poetas Muertos es una película de culto, una de esas que no se pueden dejar de tener en la colección si eres un amante de la literatura, pues la temática est

á basada en la creatividad de la mente humana en el arte de lo que es la expresión, no sólo la escrita como los poemas o novelas, sino en la expresión de la vida , la expresión que todos siguen, pero que a veces se ve condicionada por la propia mala autogestión y el temor a la sociedad, a no seguir la senda de lo que lo que tus ojos quieren mirar ,a caminar por un vía desconocida sin un horizonte entre las cejas, simplemente, a no arriesgarte por miedo.

ORACION A LA SANTA MUERTE

En mexico se adora a la santa muerte, a continuacion la oracion que se hace para invocar su ayuda y proteccion.

Padre Jesucristo y bendito
creador del cielo y de la tierra
de todo lo visible y lo invisible
Señor Nuestro te pido

Permiso para invocar a la Santisima Muerte mi niña blanca en tu misericordia confio
Padre misericordioso que me libras de todo lo malo que me rodea.

Por tu misericordia confío me libres del
diablo,demonios,luciferes,satanas del maligno,tinieblas,brujas,hechiseros,malos vecinos,tempestades,malechores y toda envidia

Si tiene ojos, que no me vea
Si tiene oidos,que no me oiga
Si tiene boca, que no me hable
Si tiene manos, que no me agarre
Si tiene pies, que no me alcance
Si tiene armas, que se rompan

que no me aga daño
en tu misericordia confío
Padre Misericordiose
en tu nombre eres
El Padre EL hijo y El Espiritu Santo

Asi sea
(se rezan tres Ave maria

donacion de organos

La donación de órganos toma órganos y tejidos sanos de una persona para trasplantarlos en otras. Los especialistas dicen que los órganos de una persona donante pueden salvar o ayudar hasta 50 personas. Los órganos que se pueden donar incluyen:

* Órganos internos: riñones, corazón, hígado, páncreas, intestinos, pulmones

* Piel

* Hueso y médula ósea

* Córnea

 

La mayoría de las donaciones de órganos y tejido ocurre cuando el donante fallece. Pero algunos pueden ser donados en vida.

 

Los donantes pueden ser personas de todas las edades y orígenes. Si es menor de 18 años, sus padres o su tutor deben autorizarlo a ser donante. Si es mayor de 18 años, puede indicar que desea ser donante firmando una tarjeta de donantes. También puede comunicarle sus deseos a su familia.

TIPOS DE DONANTES.


La donación de órganos o tejidos puede ser efectuada por un donante vivo o por un donante cadáver.

En el primer caso, con donante vivo, es generalmente realizado entre familiares y con preferencia entre aquellos genéticamente emparentados, se donan tejidos regenerables como medula ósea o sangre o bien órganos como riñón o segmento lateral hepático (órganos no considerados imprescindibles, u órgano doble sin el cual la falta de uno no impide llevar una vida normal).

 

En el caso de trasplante con donante cadáver, debemos señalar que según la actual legislación española, se considera donante a toda persona que no haya manifestado en vida oposición expresa a la donación, por ello se debe valorar a todo cadáver como posible donante de órganos y tejidos. La muerte puede sobrevenir por Parada Cardio Respiratoria (P.C.R.) definida como el cese irrecuperable de todas las funciones cardio-respiratorias del individuo o bien por la Muerte Cerebral definida como el cese irreversible de todas las funciones del tronco y hemisferios cerebrales, la interrupción de dichas funciones conlleva una perdida absoluta de la capacidad respiratoria y cardiocirculatoria, que son mantenidas de una forma automática y artificial.

Ya que la viabilidad futura de los órganos y tejidos va a depender en gran medida de la capacidad de los mismos para soportar la isquemia sin daño tisular, tendremos que valorar la donación según este parámetro. Por tanto, según la situación en la que se produzca la muerte, consideraremos la donación de los diferentes órganos y tejidos, podemos realizar así la siguiente clasificación:

·        Donante en Muerte Cerebral, podrá donar los siguientes órganos: riñones, corazón, pulmones y páncreas y los siguientes tejidos: corneas, piel, huesos, ligamentos y tendones, válvulas cardiacas y tímpano.

·        Donantes fallecidos en Parada Cardio Respiratoria, deberán ser valorados como donantes de tejidos, en caso de que se encuentren en isquemia caliente (fallecimiento muy reciente) deberá ser valorados como donantes renales.

 

Como objetivo del mantenimiento del donante, deberemos conservar los sistemas generales del organismo y conservar las funciones especificas de los órganos trasplantables. Como la muerte cerebral se sigue inevitablemente de la muerte del resto del organismo, en un corto plazo de tiempo, en el transcurso del cual se van deteriorando progresivamente todos los órganos salvo que se inicien medidas de mantenimiento y preservación de los mismos inmediatas al diagnostico de muerte cerebral, deberemos llevar un minucioso seguimiento de las constantes vitales para evitar las complicaciones propias de la muerte cerebral, como son: perdida de la respiración espontánea, perdida del control hemodinámico, alteraciones en la temperatura corporal, trastornos hidroelectrolíticos y de la coagulación, que podrían llevar al traste la posibilidad y viabilidad de la donación.

VALORACIÓN CLÍNICA DEL DONANTE DE ÓRGANOS Y CONTRAINDICACIONES PARA LA DONACIÓN.

Se debe establecer de forma clara y precisa la causa de la muerte, realizar una revisión completa de la historia clínica y valorar las contraindicaciones absolutas y relativas, realizar y mantener una perfusión y una oxigenación tisular adecuada y llevar a cabo las determinaciones analíticas y pruebas complementarias pre-extracción.

Aunque para cada órgano a trasplantar podríamos hablar de unas contraindicaciones especificas, como por ejemplo para el donante de corazón no ser mayor de 45 años, podemos generalizar y hacer una relación de las contraindicaciones absolutas y contraindicaciones relativas para la donación. Así pues, entre las contraindicaciones absolutas para la donación podemos citar:

·        Infección generalizada.

·        HIV o pertenencia a un grupo de alto riesgo.

·        Neoplasias malignas de cualquier localización.

·        Enfermedad vascular arteriosclerótica generalizada.

·        Enfermedades sistémicas con repercusión sobre los órganos a trasplantar.

Entre las contraindicaciones relativas a tener en cuenta podemos señalar:

·        Edad superior a 70 años.

 

·        Hipertensión arterial.

 

·        Diabetes mellitus.

 

·        Tratamientos de larga evolución con fármacos que lesionen algún órgano concreto.

Previo a la donación se debe realizar en diagnóstico de muerte encefálica, para ello se deben cumplir los siguientes catorce requisitos:

1.     Pupilas medias o dilatadas.

2.     Ausencia de reflejo fotomotor.

3.     Ausencia de movimientos oculares.

4.     Ausencia de parpadeo espontáneo.

5.     Ausencia de reflejo corneal.

6.     Ausencia de movimientos faciales.

7.     Ausencia de movimientos musculares espontáneos.

8.     Ausencia de reflejos oculovestibulares.

9.     Ausencia de reflejos oculocefálicos.

10. Ausencia de reflejo nauseoso.

11. Ausencia de reflejo tusígeno.

12. Ausencia de respuesta a la atropina.

13. Ausencia de respiración espontánea.

14. Pueden existir reflejos espinales.

–          Paginas para saber un poco más de la donación de órganos en Colombia

http://www.ins.gov.co/

–          http://perso.wanadoo.es/aniorte_nic/trabaj_donac_organ.htm

–          http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/organdonation.html

El personal que se han cuidado de la persona que ha muerto sabrá qué hacer y le ofrecerá un apoyo emocional y práctico después de la muerte.
lo primero que pasa
La persona que ha muerto, tendrá que ser formalmente identificados por la persona designada por ellos como los familiares. Los familiares también tenga que dar permiso para un examen post-mortem del hospital si la causa de la muerte tiene que ser confirmado, sin embargo, el examen de un médico forense de la autopsia puede llevarse a cabo sin su consentimiento.
El cuerpo será expuesto y se mantienen en la morgue del hospital hasta que los arreglos para los directores fúnebres, la familia o de quien ha elegido a recogerlo.cuerpo a su capilla de descanso hasta que el funeral tenga lugar.
Personal en el hospital o la atención a garantizar la seguridad del posesiones que la persona que ha muerto había en el hospital hasta que la persona que administre los bienes arregla para que sean recogidos.  Van a emitir un recibo cuando las posesiones se recogen.
EL CERTIFICADO MÉDICO
Un médico del hospital le dará un certificado médico que demuestre que la causa de la muerte.  Esto tiene que ser presentada antes de la muerte puede ser registrada.  Ellos le darán el certificado médico en un sobre cerrado dirigido al Secretario de nacimientos, defunciones y matrimonios.  También recibirán información sobre cómo registrar la muerte.
Si el cuerpo ha de ser incinerados, dos médicos firmará el certificado médico que demuestre que el cuerpo ha sido examinado. Habrá un cargo por este.
DONACIÓN DE ÓRGANOS Y EL CUERPO
Si usted sabe que la persona que ha fallecido quería donar órganos o su cuerpo a la ciencia médica, es mejor decirle a un hospital o el personal de atención domiciliaria con prontitud.Cada hospital y de atención domiciliaria tendrán sus propias políticas para hacer frente a esto.
El personal del hospital pueden acercarse a usted si se sienten otras personas podrían ser ayudadas a través de la donación de órganos. Los órganos no se toman sin su permiso.
Si el difunto quería que su cuerpo sea donado a la ciencia médica, en contacto con el tejido humano Autoridad (HTA). No todos los cuerpos serán aceptadas – por ejemplo, si ha habido un examen post-mortem o si los órganos se han eliminado.
Usted debe registrarse la muerte de la persona en una oficina de registro local dentro de cinco días.  Una cita es generalmente necesario. Después de registrarse la muerte se le dará un certificado de defunción, lo que significa que puede seguir adelante con el funeral.
It’s also advisable to: También es aconsejable:
  • asegurarse de que todos que necesita saber es contada
  • tratar de averiguar si una se ha hecho
  • los arreglos para ver el fallecido el abogado  leer la voluntad tan pronto como sea posible
  • empezar a hacer los arreglos para el funeral
http://translate.google.com.co/translate?hl=es&langpair=en%7Ces&u=http://www.direct.gov.uk/en/Governmentcitizensandrights/Death/WhatToDoAfterADeath/DG_10036396